Año sabático

Guillermo Goussen Padilla.
DATO.- El siguiente texto obtuvo el Primer Lugar en el “XXII Concurso de Relatos Ciudad de Zaragoza”, en España, en julio de 2003. El autor ―escritor nicaragüense― lo ofrece con mucho gusto para disfrute de todos nuestros lectores. Se publicó originalmente en Istmo Autónomo, hoy Revista Guidxizá, Año II / Nº 7, Julio-Septiembre de 2005.


AÑO SABÁTICO

Guillermo Goussen Padilla

“Sintió, al atravesar el umbral, que morir en una pelea a cuchillo, al cielo abierto y acometiendo, hubiera sido una liberación para él, una felicidad y una fiesta...”
Jorge Luis Borges
EL SUR

A Guido Münch, 
porque la ficción siempre traiciona al ser real, 
al amigo.


Rafael Arancibia siente que cada metro recorrido en la espesura del Istmo de Tehuantepec significa un retorno. Nada nuevo para quien ha sobrevivido a la inopia, a la incapacidad de putear como loco contra la lógica revestida de condescendencia académica; que ha naufragado entre el “sí, maestro” y la depresión de no ser el enfant terrible que la urgencia social espera.

'Nereidas' de Amador Pérez Torres Dimas, en la ejecución de Arodi Martínez y Máximun Sax

Natalia Cruz

Arodi Martínez. Foto.- Victoria Guzmán Cabrera /
Comisión de Registro Fotográfico.
No sólo Chu Rasgado universalizó su canto. Uno de los danzones más conocidos e interpretados por las orquestas en todo el mundo, es el bello y cadencioso Nereidas. Su autor es el gran Amador Pérez Torres Dimas, zapoteca originario de la Villa de Zaachila, en la región de los Valles Centrales, quien nació el 15 de abril de 1902 y murió el 30 de enero de 1976, habiendo sido sus padres Gildardo Pérez y Macrina Torres.

Nereidas es su obra más famosa. Ha sido interpretada por orquestas de talla internacional, como las cubanas: Mariano Mercerón y su Orquesta, la Sonora Matancera, y Acerina y su Danzonera. Y en México, es repertorio de ley de la emblemática Sonora Santanera. De igual manera Adela, Circulando, El Acahual, Cuando canta el cornetín, son otros de los danzones conocidos de Dimas.

Pero ninguno como Nereidas, una de cuyas versiones más hermosas, es la hecha por el paisano del mismo Dimas, el joven músico benzá, también originario de Zaachila, Arodi Martínez; talentoso saxofonista, ganador del Premio ‘Charlie Parker’, fundador del cuarteto de saxofones Máximum Sax, con un sonido contemporáneo que conjunta el virtuosismo musical, con el entrañable sabor de la música tradicional.

Kuiñu ña Chambalee / Los celos de la libelula


(Poema en lengua mixteca de la costa) 

Hermenegildo López Castro

Cha kuiñi cha chínu yúta 
ta kutashi dúta. 
Ta kua´an cha vichi. ¡de´e! 
shína cha de´eri lii ñuñu, 
shína cha dukua´ari, 
shína cha yaa titinuri; 
ka´anu shaan kúniri, 
vati nuura ndívi. 

Satátira táti chi iin shíko 
víchi,
ta kicha´a káni díchi ña 
chambalee, 
vati ra táti kunira chira 
dívi,
vati ra lii ñuñu índi tusiiíni 
titinura. 

Sada´avi ña´a ña chambalee 
chira dívi,
tuka nuu ka´anu ni ta´anña, 
chakuindi shean tíchi 
viko, 
da´allu tashiínian; 
ora ni cháku 
iin ña íta. 


Ni aztecas ni mexicas: falsa, la "historia prehispánica" de México

Guillermo Marín Ruiz

Los graves problemas que aquejan al país, tienen una génesis estructural en la memoria histórica y la identidad. Porque, como personas, familias y pueblo “somos lo que recordamos”. El sistema colonial en el que vivimos, está justamente sustentado en que, el pueblo y todas y cada una de las personas, no sepan, en verdad, “de dónde vienen, quiénes son y a dónde van”.

El pueblo ha vagado ciego a tropezones en este infierno de injusticias llamado “Laberinto de la soledad”. El Estado necolonial, de ideología criolla, ha amalgamado una serie de mentiras y verdades a medias para crear su “historia oficial”. Nos dejan ignorantes y amnésicos. “Así nos quieren, así nos necesitan”. 

El país de los criollos y para los criollos, indebidamente se llama México, porque ese nombre viene de mexica y no todos descendemos de ellos. Pero el problema es más grave.

La historia prehispánica de este país se basa en la supuesta historia de los mexicas. Estos fundaron Tenochtitlan en 1325, que fue destruida en 1521, es decir, tuvo una duración de 196 años. Mientras los toltecas tuvieron 1050 años de esplendor, o los zapotecas tardaron 1350 años en construir el Tollan de Daani Beedxe' (Monte Albán).

¿Cómo es posible que el último pueblo nómada en llegar al Valle de México, como cazador y recolector, sea el representante de la historia ancestral?

Los lienzos pictográficos de Santa Cruz Papalutla, Oaxaca

Beatriz Cruz López

En mayo de 2007 dos documentos pictográficos coloniales, procedentes de Santa Cruz Papalutla, población zapoteca del Valle de Tlacolula, aparecieron en venta en la Ciudad de México. Al enterarse de la situación, los autores de este estudio, Michel Oudijk y Sebastián van Doesburg, junto con el INAH, actuaron de inmediato para comprobar que los documentos habían salido de manera ilegal de aquella comunidad, que era su legítima dueña, y detener así la venta. 

Como resultado de esas pesquisas, los documentos regresaron a Papalutla en junio de ese mismo año. El rescate material de las pinturas motivó también un rescate cultural, pues pocas personas de la comunidad conocían su existencia pero a raíz del incidente se generó un gran interés por verlas y entender su contenido. 

Efemérides: 29 de Mayo de 1853


El 29 de mayo de 1853, luego de tres años de rebelión abierta, se logró la creación del Territorio Federal del Istmo de Tehuantepec mediante Decreto Presidencial.

Era la consumación de la rebelión que iniciara José Gregorio Meléndez el 14 de abril de 1850. Desafortunadamente el mismo día del Decreto, el máximo líder de los zapotecas istmeños murió en el pueblo de Juchitán a los 60 años de edad.


¿Quién fue José Gregorio Meléndez?

Gubidxa Guerrero 

El desconocimiento de la historia zapoteca es alarmante. Conforme avanza el tiempo, los personajes que entregaron sus vidas por nuestros pueblos van olvidándose. Las nuevas generaciones ignoran los nombres y hechos de quienes tanto hicieron porque hoy la planicie costera del Istmo de Tehuantepec tuviera las condiciones mínimas de vida decorosa.

Decreto que declara Territorio al Istmo de Tehuantepec. 1853

Documento publicado en la Revista Guidxizá, antes Istmo Autónomo, año I, número 1, junio-julio de 2004. Fue tomado de Guchachi’ Reza número 5, diciembre de 1980.


DECRETO QUE DECLARA TERRITORIO AL ISTMO DE TEHUANTEPEC. 1853


Ministerios de Guerra y Marina.- El Exmo. Sr. Presidente de la República se ha servido dirigirme el decreto que sigue: Antonio López de Santa Anna, Benemérito de la Patria, General de División, Caballero de la Cruz de la Real y Distinguida Orden Española de Carlos Tercero, y Presidente de la República Mexicana, a los habitantes de ella, sabed: Que en uso de las facultades que la nación se ha servido conferirme, he tenido a bien decretar lo siguiente:

¿Cuándo murió José Gregorio Meléndez?


 Gubidxa Guerrero 

¿Cuándo murió José Gregorio Meléndez? Según la historiadora Leticia Reyna, el primer caudillo zapoteca contemporáneo falleció el 20 de abril de 1853. Según el cronista juchiteco Gilberto Orozco, Che Gorio Melendre murió el 29 de mayo del mismo año. Víctor de la Cruz refrenda lo dicho por su paisano, valiéndose de la buena fe. 

En diferentes escritos se ha manejado una u otra fecha. Reyna tenía a su favor una ficha obtenida del Archivo Histórico de la Secretaría de la Defensa Nacional. Orozco sólo los recuerdos transmitidos de generación en generación de manera oral.

Sin embargo, con el documento que a continuación presentamos el problema queda resuelto, puesto que en él está indicada la fecha precisa en que murió nuestro líder. Redactada por el tehuantepecano Máximo Ramón Ortiz, esta nota urgente dirigida al Gobernador del Estado sirve de constancia del deceso de Meléndez.

¿El Istmo separatista?

División política de México 1853-1857
Gubidxa Guerrero

Estando lejos de nuestra tierra es bastante común que cuando preguntan sobre nuestro lugar de origen, los paisanos respondan “soy del Istmo”, en lugar de decir “vengo de Oaxaca”; o que digan “soy istmeño”, o “soy zapoteca”, o “soy ixtepecano”, juchiteco, tehuano, samblaseño, en lugar de decir “soy oaxaqueño”. Y es que nuestras identidades regionales y étnicas siguen teniendo una fuerza que muchas veces supera a la identidad estatal.  

¿Por qué se da este fenómeno? ¿De dónde proviene este orgullo regional que hace que marquemos nuestras diferencias con el resto de la Entidad, o que nos reconozcamos más como istmeños o zapotecas que como oaxaqueños?

El Istmo se separa de Oaxaca

EL DATO.-   
Texto publicado en Istmo Autónomo, hoy Guidxizá, Año I / Nº 2, Agosto-Septiembre de 2004.
 
Este documento histórico da cuenta del anhelo de los pueblos zapotecas por conseguir su autonomía política regional. Desde 1847, en que el Departamento de Tehuantepec funcionó de facto como Estado independiente de Oaxaca, los pueblos de origen binnizá han deseado la autodeterminación. En San Blas Atempa se dio el último intento de crear una nueva Entidad, antes de la fundación del Comité Melendre en 2004. Impulsó dicha idea el samblaseño Facundo Génico (quien fue médico de cabecera del General Heliodoro Charis Castro), asesinado en la ciudad de Tehuantepec por órdenes del Gobierno Federal.


Decimoctavo programa radiofónico: Próximo debate en Juchitán. Decreto separatista



Juquila Ramos Muñoz

Nuestros Pueblos, Nuestra Historia, programa radiofónico del Comité Melendre, está de vuelta en su frecuencia favorita, así como por internet. Después de tres semanas sin poder llegar a ustedes debido a problemas técnicos, regresamos para ofrecerles música, historia y mucho más. 


La grieta, Maricarmen

Ilustración.- Carlos Bazán

La grieta, Maricarmen



…Luego todo parece alejarse y entonces nuestros cuerpos se buscan, Maricarmen, como si en medio de nosotras, tendidas en la cama, se empezara a formar una grieta que se ensancha y se alarga y nos separa. Nuestros cuerpos se buscan, se encuentran, se abrazan y así, apretados, mi boca busca la tuya y la besa con todo el temor que le da perderte; la besa y se mantiene unida donde tu lengua finaliza y donde empieza la vida, en ti. Pero tu boca tampoco se queda atrás, porque entonces tu boca recibe a la mía y la besa como si después de separarnos ya nunca más volviera a haber un reencuentro. Se pasea por mi rostro, por mi cuello, lo muerde; corre por todo mi cuerpo para analizarlo, para capturar mi imagen, para que tu memoria no lo olvide nunca. Mis manos se unen a mi boca y las tuyas se unen a la tuya; llegan también nuestras piernas, nuestros pies, y estamos las dos en la inmensa noche descubriendo nuestros cuerpos temerosos y amorosos; tocándonos, abrazándonos tan fuertemente, tan fervientemente porque sabemos, Maricarmen, que esa distancia está pronta, a un paso, porque nos separa y es inevitable, y es tan inseguro volver a vernos.